Cuentos y actividades de autores Clubdelibros

Cuentos y actividades de Autores Nacionales para estos días que estaremos en casa divirtiéndonos y aprendiendo

Yo puedo ser personaje de un cuento

En Clubdelibros queremos que los niños sean personajes de sus propios cuentos

Con la compra de tres libros de Clubdelibros se realizarán cuentos personalizados a los niños de Costa Rica, desde hoy: DIA DEL LIBRO y hasta el 21 de mayo.

El formulario para participar en la promoción, elegir los libros y llenar sus datos para realizar el cuento personalizado es este: https://forms.gle/xhSMSVveRiG9nw8a6

Se enviará el cuento escrito por email y narrado en audio por whats app

Más detalles de la promoción:
1. La promoción se realizará entre el 23 de abril y el 21 de mayo del 2020.

2. La promoción consiste en que, al comprar tres libros de la editorial, seleccionados mediante el formulario creado para tal fin y accesible en https://forms.gle/b8WGpYie6XcQuN5Y8, la persona recibirá un microcuento escrito por un autor nacional.

3. El costo de cada uno de los libros es entre ȼ5.000 (cinco mil colones) y 6500 colones.

4. El cuento personalizado no tendrá ningún costo adicional, sino que es un obsequio de los autores nacionales.

5. Los libros serán enviados físicamente a la dirección que el comprador facilite y por medio de Correos de Costa Rica. Es responsabilidad del comprador detallar su dirección correctamente.

6. El costo del envío hasta su casa será asumido por el comprador, generalmnete ronda los 2 mil colones.

7. Para hacer efectiva la promoción el comprador deberá pagar por los medios descritos en el formulario el costo de los libros. Se coordinará el envío y el pago por el Teléfono de la Editorial: 88902378

8. La promoción es de la editorial ClubDeLibros, la propiedad intelectual de la promoción y el detalle es exclusiva de la editorial.

Del cuento

8. El cuento será escrito por uno de los escritores de la editorial ClubDeLibros, y la propiedad intelectual del mismo le pertenece al escritor.

9. El cuento tendrá una extensión mínima de 200 palabras y una máxima de 500

10. Para crear el cuento el o la compradora deberá llenar el formulario. Si no completa el formulario no podrá recibir el cuento.

11. El cuento usará como insumo la información proporcionada, pero hará uso de la fantasía para crear el mismo, solo tomará la información proporcionada como base para personalizar el cuento.

12. El autor NO está obligado a usar toda la información si no la considera necesaria, excepto el nombre del niño o niña que sí deberá estar integrado en el cuento.

13. El cuento será enviado al comprador vía Whats App o vía correo electrónico, según la información que el comprador detalle en el formulario. Es responsabilidad del comprador anotar correctamente su número de teléfono o su correo electrónico para recibir el cuento.

14. El comprador no podrá solicitar cambios en el cuento una vez este sea entregado.

  1. La editorial tiene una semana para entregar el cuento, en cualquiera de los dos formatos, una vez que haya recibido el pago por la transacción.

Muchas gracias y ¡empecemos a crear historias!

Para más información o dudas escriba a Evelyn Ugalde, Directora de Clubdelibros al 88902378 o al email eveuga@hotmail.com

Esta semana es la semana del día del libro y compartimos con ustedes nuestra Festival Leer te acerca
puede ver nuestros videos en ClubdelibrosTV en Youtube

 

Clubdelibros realiza Festival Leer Te Acerca en todo el país

Aproximadamente 30 autores estarán en casi 50 escuelas y colegios de todo el país por medios tecnológicos.

La idea principal es que los autores y los lectores tengan una cercanía en esta la Semana del Libro.

Esta es la Semana del libro, por celebrarse el jueves 23 de abril el Día del libro. Por eso Clubdelibros, empresa de fomento de lectura, realizará varias actividades para celebrarlo:
Realizará durante toda la semana el Festival Virtual “Leer Te acerca” #LeerTe Acerca en escuelas y librerías del país, que por medio de vídeos, permitirá a niños y niñas, interactuar con los escritores de Clubdelibros.
Los pequeños podrán hacer preguntas a los escritores, quienes además de responder las consultas, realizarán lecturas de cuentos, cantarán canciones, recitarán poemas y les darán ideas para dinamizar la lectura.
Escritores como Daniel Garro, Lara Ríos, Ani Brenes, Evelyn Ugalde, Pablo Delgado, María Pérez, Ana Coralia Fernández, José Martínez, Sussy Carballo, Enar Pineda, Ricardo Chinchilla, Efraín Delgado, Teresita Borge, Vilma Feingezicht, Hanna Gessinck, Miriam Brenes, Gabriela Miranda, Walter Campos, Adriana Valenciano, Vannesa Alvarado, Nancy Solís, José Naranjo, Vicky Ramos, Carmen Flores, Ana Ruiz, Ana Elena Baltodano, Eli Cuentacuentos, entre otros, compartirán con niños de las escuelas y colegios del país. Unos 45 videos se estarán compartiendo durante estos días a escuelas como Angloamericano en Tres Ríos, Yurusti de Santo Domingo de Heredia, el SEK, en Curridabat, Fray Casiano de Madrid y Ciudadela Kennedy de Puntarenas, Liceo de Bagaces, Miravalle en Cartago, Liceo de Turrúcares, Escuela Central de Tres Ríos, y muchos más, por todo el territorio nacional.
De esta forma se da esta interacción entre niños y escritores que por medios tecnológicos se resuelve hacer este año, debido a las condiciones que ya conocemos.
Clubdelibros asiste desde hace 10 años a estas escuelas de forma presencial principalmente durante este mes, debido a que es el mes del libro.
Su directora Evelyn Ugalde, recalca que por ahora lo están haciendo así, pero que se espera también durante el año visitar estas instituciones educativas y cuando ya se pueda, se seguirá haciendo de forma presencial. “Son niños que esperan con ansias ese momento en que el escritor les cuente su cuento, les firme su libro y les incentive la importancia de la lectura”. Además agrega que asistirán, si la situación lo permite a celebrar el natalicio de Cervantes, que será el 29 de setiembre. De esta forma se recalca la idea de que Todos los días son días del libro.
Y que este Festival incentivará además que los niños y sus padres apoyen al autor nacional porque también pueden enviar los libros por medio de correos de Costa Rica directamente a las casas y de esta forma se incentive leer en cuarentena.
También los autores Walter Campos y Oscar Brenes tendrán actividades en librerías independientes como La escalera ilustrada en Grecia y Librería Dulouz. Además Clubdelibros trabaja como siempre de la mano de Rafaeli Books también.
“Para nosotros es básico que se den alianza entre emprendedores del mundo del libro, tanto de editoriales como de librerías, porque solo podemos salir juntos… y fortalecidos. Claro también con el apoyo de nuestros lectores”, agregó Ugalde.
Los videos los pueden ver desde ya en Youtube en el canal ClubdelibrosTV

Y si desea adquirir sus libros y apoyar a los escritores de Clubdelibros pueden escribir para coordinar al 88902378 donde la misma Evelyn Ugalde les ayudará a enviárselos.


Más información al 88902378 o al email eveuga@hotmail.com y puede accesar a nuestro Facebook ClubdelibrosCR y en Youtube: ClubdelibrosTV


 

 

Compartimos con ustedes el segundo capítulo del libro “El monstruo en la Casa de los Gatos” de Daniel Garro. Lo narra Teresita Borge.

Teresita Borge nos cuenta fragmento de su libro Pelos de Culebra voraz y Pepito Calandraca nos cuentan cuentos de miedo… Pedidos al 60056502

Ana Ruiz nos habla de su libro Entre la tierra y el mar”

Cuento de miedo de Sussy Carballo , de su próximo libro “La cazadora de espantos”


Día de la literatura infantil y juvenil :

 

 

 

PALABRAS TRAVIESAS

2 DE ABRIL, Día de la Literatura Infantil

Esas palabras traviesas

que suben por la escalera,

se esconden en las gavetas,

detrás de la cafetera,

entre los libros de cuentos

que guardo en la Biblioteca.

Si es de día toman sol

pasean por el jardín

juegan quedó con las hadas,

los flores y el colibrí.

Rayuela de flor en flor,

un dos tres queso tal vez

y a la cuerda brincarán

al derecho y al revés.

Por la tarde toman té

en tacitas de cristal

con Alicia y su sonrisa

y un conejo de verdad.

Cuando empieza a oscurecer

buscan piyama y pantuflas

cuentan historias de miedo,

de fantasmas y de brujas.

Ya se meten en la cama

y se duermen con la luna.

No sin antes regalarme

bellas canciones de cuna.

La escritora Ani Brenes, quienes tiene con Clubdelibros dos libros Nubelina y Cuentos para dormir y asustar a las abuelitas nos regala a los que estamos en la casa estos poemas:

Lea el cuento de Anthony Mena: ¿Dónde están todos?

– ¿Dónde están todos?, ¿qué se han hecho?, ¿se habrán escondido?, ¡ya no salen a jugar! – se pregunta confundido y con un hilo de tristeza en su voz.

Las calles están vacías, solitarias; si acaso se llegara a caer una aguja a lo lejos lo más seguro podría escuchar el ruido que provocaría. Las personas no se muestran, no hay rostros deambulando, se acabaron las sonrisas, las alegrías y ni qué decir de las risas que se guardaron para salir en mejores días.

Las calles han quedado desiertas, cesó el alboroto, la algarabía del tránsito pesado, tampoco hay personas gritándose entre sí, las carreras por llegar al trabajo se postergaron para después; ahora hasta los parques guardan luto por quienes ya no los visitan.

– ¿Dónde están los niños que jugaban?, ¿dónde están?, ¿que se han hecho?; ¿estoy solo?, ¿me he quedado solo en este vasto mundo?, ¿porque soy el único que está afuera?, ¿Qué pasó con los demás?, ¿será que me olvidaron o es que no quieren jugar conmigo? No entiendo esta situación, desconozco que está pasando, hace unos días todos estaban afuera; hoy no les encuentro por ningún lado.

Busco y busco pero sigo en esta soledad, los callejones están a oscuras, en los rincones ni la luz quiere llegar; el transporte público huye al verme, se va sin pasajeros, peor aún se va sin mí.

– ¿Será por algo que tengo?, ¿será por algo que hice? No lo entiendo, quisiera entender, quisiera que alguien me pueda explicar.

Mientras me paseo, sigo buscando, pero no logro encontrar a nadie, estoy solo en el mundo, solo me encuentro. ¿Qué estará pasado?

Desde las ventanas de los diferentes hogares puedo vislumbrar gente en el interior, ya no salen a la calle, pero se les ve alegres, no me vuelven a ver, ¿acaso seré invisible para ellos? ¿Qué pasa, no lo sé? No sé qué ocurrió en el mundo, pero hoy me encuentro solo. No sé lo que les hice, pero sé que ya nadie juega conmigo.

– Soy un pobre virus.



Hanna, la escritora más joven del país, con sus 11 años nos invita a leer La ballena en la palmera


Pablo Delgado nos habla sobre quién es él y sus libros :

La escritora Enar Pineda nos habla con La revuelta de las vocales y de su vida como autora


La ilustradora y escritora Lidilia Arias nos regala una de las carretas para colorear del libro “Carretas y colores”


Libro Loliposa de Gabriela Miranda, sello Clubdelibros. Un perrito que se convierte en mariposa, ayuda a trabajar el luto con los niños.


Evelyn Ugalde nos lee un cuento de su libro El cuentasueños.


 

Lara Rios nos lee uno de sus poemas en nuevo libro que pronto será publicado con sello Clubdelibros


Ana Elena Baltodano autora de Cofrecito de Sueños nos cuenta ella misma una de sus más bellas historias:

Si desea visitar la librería Cocori, el local principal en la Ribera de Belén, local No9 y en donde canalizan la actividad primordial de todas las librerías. Natalia Carmona, encargada de compras, tel  2249 33 69   No tengo su celular. El tel de dicha librería es:  2239 4255


Viene un nuevo libro de espantos y leyendas, La cazadora de espantos de Sussy Carballo, libro que pronto estará a la venta y les regalamos para estos días que estén en casita una de sus historias:

Nunca jugués escondido en la noche

Dicen que, cuando una madre hace advertencias, los hijos deben prestar atención, ya que podrían arrepentirse de haber desobedecido. Tal fue el caso de Gerardo, el hijo de don Hernán y Cela, a quien su madre le había advertido que no jugara escondido de noche.

En el año 1959, los muchachillos acostumbraban formar barras para jugar o realizar alguna que otra actividad. Esa noche, Gerardo estaba en media calle, con algunos vecinos, esperando que llegaran varios de sus primos.

Gerardo, ¿quiénes van a venir hoy? —preguntó uno de los vecinos.

De donde tío Israel vienen todas mis primas: Ana, Marta, Rosibel, Amalia, Jorge, Fernando y los demás. De tío Augusto me confirmaron como cuatro —contestó Gerardo.

Excelente, así será más divertido. Entre más seamos mucho mejor —terció otro de ellos.

Pocos minutos pasaron, cuando llegaron los que faltaban. En ese entonces, donde está ahora el Megasuper de Barva, había cafetales, igual que en algunos terrenos del frente. Entre las pocas casas que estaban por esa calle, se encontraban las de don Vicente Rodríguez y la familia Oses. Los postes se hallaban ubicados uno cada cien metros y tenían un bombillito que apenas alumbraba. Un escenario muy propicio para jugar a las escondidas.

Al estar presentes todos, se organizaban para elegir quién contaría y quiénes se esconderían. La casa de Israel se hallaba en una esquina donde había un poste que era el favorito para convertirse en el punto. El que había sido elegido para buscar a los demás, se ubicaba endicho poste y contaba hasta cincuenta o cien. Una vez iniciado el conteo, todos se dispersaban. A algunos era muy fácil localizarlos, porque no eran muy diestros en esto de esconderse, o seleccionaban sitios muy evidentes.

Los últimos en ser hallados eran quienes podían tener algún problema, porque, al quedar solos, lejos del resto, estaban propensos a ser víctimas de alguna experiencia de miedo. Como el caso de Gerardo, quien se había ocultado, junto con uno de los vecinos del barrio, detrás del servicio sanitario de la familia Oses. Estaban agachados en silencio, con una leve sonrisa burlona, ponían atención a las voces que se escuchaban.

¡Shhhh, no vayás a hacer ruido!—murmuró Gerardo a su amigo.

Los escucho cerca, nos están buscando —musitó este.

En eso las voces se fueron alejando. Pocos segundos pasaron cuando Gerardo y su amigo empezaron a escuchar, detrás de ellos, el sonido de hojas y ramas que se quebraban. Luego, hubo como unos pasos, pero no les dieron importancia, hasta que el vecino de Gerardo, que estaba con él escondido, miró para atrás y salió corriendo sin decirle nada a su amigo.

Así que Gerardo se quedó solo, pensaba en que seguro su vecino se había ido para intentar llegar al punto sin ser visto. Se hallaba agachado, cuando oyó que algo se acercaba, así que se volteó para ver, creyó que era uno del grupo; cuando, en su lugar, observó a una señora que se aproximaba flotando hacia él y con una luz en la mano.

Invadido por la adrenalina, se brincó la cerca sin pensarlo dos veces y llegó llorando donde su madre.

Les advertí muy claro que nunca jueguen escondido de noche. Pero ustedes son muy necios. Está bueno que le haya pasado eso, para que escarmiente —lo increpó doña Cela.

Después de esa noche, Gerardo duró varios días sin poder dormir solo. Luego de ese susto, no se despegaba de las faldas de su mamá. Doña Cela nunca les explicó el porqué de esa prohibición.


 

LA CRESTA PERDIDA

de Ani Brenes

Alegre iba el gallo

camino a la fiesta,

plumas relucientes,

colorada cresta.

Fiesta de sabores,

música y canción

a la fresca sombra

del viejo higuerón.

-“Sean bienvenidos”

dijo el anfitrión.

-“Sombreros y abrigos

en aquel rincón”.

El gallo obediente

se quitó la cresta,

su abrigo de plumas,

su bufanda negra.

Alegre bailaba

con mucha soltura;

hermosas gallinas

movían la cintura.

Frutas y semillas,

maíz, hojas tiernas

manjares que invitan

a romper la dieta.

Se despide el día,

el sol ya se acuesta.

Todo les indica

que acabó la fiesta.

-“Hasta pronto amigos!

Salgan con cuidado,

espero que todos

hayan disfrutado.”

El gallo recoge

su saco emplumado,

su negra bufanda

y mira a todo lado:

-“¿Han visto mi cresta,

cresta colorada?

Sin ella no hay cantos

en la madrugada.”

Triste y compungido

a casa regresa,

cabeza pelona,

con frío y vergüenza.

Mientras a lo lejos

la noche despierta

con la serenata

¡de un grillo con cresta!

Ani Brenes


Compartimos con ustedes nuevo libro de Lara Ríos, y uno de los poemas que incluimos. Es una Novedad con orgullo sellos Clubdelibros, de esta apreciada escritora costarricense. El libro es ilustrado por la joven artista Juliana Herrera. Muy pronto estará con nosotros. Por ahora disfrutemos de este bello poema, desde nuestras casas.


En busca de un mejor amigo… menos monstruoso

Por Evelyn Ugalde

Era el primer día de escuela para Susana. A su papá lo trasladaron a ese pequeño pueblo en Transilvania y ella tenía que empezar de nuevo a hacer amigos. Pero cero miedo, porque ella era una niña valiente.

Así que la primera estrategia de su plan consistía en hacer una lista con los nombres de sus compañeros de clase, e ir analizando con quién podía congeniar mejor.

Los vio uno a uno, observó su comportamiento y bueno, todos eran niños normales, unos comían más mocos que otros; unos tenían el uniforme mejor acomodado que otros, en fin, todos podían ser perfectos candidatos de mejor amigo, porque a simple vista se veían normales… ¡A simple vista!
Coraline: primera en la lista.

Siempre con dos colitas en el pelo, siempre peinada de carrera en medio y siempre pálida, y ojerosa, pero una niña feliz… media ansiosa, se parecía mucho a Casiopea, la tortuga de mi cuento favorito de niña, pero bueno, esa es otra historia…

Susana se le acercó en el recreo y no bastó más que hablar de su serie favorita de Youtube: Chulis para que empezaran a conversar. Las dos disfrutaban de ver fábulas en sus tablets y las dos sobrevivieron la etapa Peppa Pig.
Todo iba bien y era casi seguro que iban a ser mejores amigas hasta que… un día, empezaron a darse una serie de situaciones extrañas. Primero, en uno de los recreos, Susana entró rápido al baño de la escuela, porque tenía muchas ganas de hacer pipí y no le dio tiempo de tocar a la puerta y vio cómo Coraline estaba muy entretenida chupando su encía de donde se le había caído uno de sus dientes de leche…
Susana recordó cuando a ella le pasó y detestaba ese sabor como a herrumbre que dejaba la sangre, pero a Coraline parecía fascinarle… ¡guácala!
Pero eso no fue lo peor. A Susana no le gustaba, para nada, que Coraline se durmiera en las clases y le pidiera los apuntes casi que todos los días, parecía que no dormía bien de noche y, por eso, siempre roncaba sobre su escritorio en la escuela. Además, al inicio de su amistad era muy entretenido ir a las piyamadas que ella siempre organizaba porque podía dormir hasta tarde y jugar de entrenar al murciélago de Cora… (como le decía de cariño), pero no… Todo en exceso es malo y ella consideró extraño eso de que era medianoche y nada que se dormían…como niñas normales. Además, nunca la dejaban ver la cama de Cora…Todo era muy misterioso.
Así que, ese día, en que llegó de la escuela, con mucho dolor en el alma, porque a ella no le gustaba alejar niños de su vida solo por ser diferentes, tachó el nombre de Coraline de su lista de mejores amigos, y así pudo dormir mejor.

Segundo en la lista: Miguel.

¡Qué vacilón era Miguel! Siempre lleno de zacate y con los pantalones sucios. Le encantaba estar jugando al aire libre, a todas horas, en todos los recreos y siempre rodeado de naturaleza. No fue difícil para Susana hacer amistad con él, solo le dijo sí a la insistente frase de todos los días:

¡Vamos a jugar escondido!

Y es que Miguel era un adicto a ese juego. En cada recreo, juegue y juegue lo mismo, se escondían en el aula, en el patio, en la biblioteca, el comedor, hasta en la dirección.

A simple vista, era un niño normal, sin embargo esa obsesión ya estaba cansando un poco a Susana que cada día le pedía jugar algo distinto. Pero no, luego de la escuela, se iban por los jardines de la escuela y jugaban escondido, ya Susi (como le decían de cariño) no tenía dónde ocultarse…todo rincón estaba ya utilizado y su amistad empezaba a decaer. Así que un día se le plantó y lo sentenció:

O jugamos de otra cosa o me voy a la casa.

Él se subió su gorrito (el que siempre andaba) y le observó los ojos y vio que era cierto, estaba enojada, le guiñó el ojo y le propuso:

Bien, seguime, hoy jugaremos otro juego distinto.

Ella no cabía de la alegría, y lo siguió, salieron de la escuela, caminaron por jardines, pasaron por lagos, montañas, parques, valles, y vieron muchas vacas; atravesaron parajes que Susana nunca había visto. Él adelante y ella detrás, él solo se volteaba cuando ella le preguntaba cuánto faltaba por llegar y él la veía, le guiñaba el ojo y le contestaba que ya casi. Así siguieron hasta que ella, nuevamente, como la niña empoderada que era, se le plantó y le manifestó:

Vamos ya a la casa, mi mamá debe de estar preocupada.

Miguel la vio con carilla de travieso y le contestó:

Bien, vamos.

Y aquí pasó algo que, a la fecha, aún Susana no entiende: extrañamente, a pesar de haber recorrido mucho tiempo caminando desde que salieron de la escuela, al dar media vuelta y doblar la esquina, ya estaban en su hogar.
Por supuesto que, después de esta experiencia, Susana aseguró:

Nunca más Migue (como le decían de cariño).

Y lo tachó de la lista de mejores amigos.

La tercera es la vencida: Leopoldo.

Este era un niño normal, a simple vista, solo que tenía un detalle que hizo que Susana lo pusiera de tercero en su lista de candidatos, y era que olía feo. Y no era que se tiraba pedos, nooooo. Era extraño, porque siempre andaba arregladito, pero algo tenía que hacía que, a veces, oliera igual a como cuando la mamá dejaba carne fuera de la refri.

Cualquiera hubiera huido, pero la lista cada vez se iba haciendo más pequeña, le quedaban pocas opciones, era Leopoldo o un niño que le encantaba aullarle a la luna o una niña bastante llorona que con todo pegaba alaridos y gritaba “¡¡¡mis muñecas!!!”, decía y no, ella no tenía paciencia para eso.
Por lo que Susana resolvió intentar ser amiga de Leo (como le decían de cariño), llevar un pañuelito con perfume y, cada vez que aparecía ese olor, se lo ponía en la nariz y listo, eran amigos. Y es que, además, la maestra los puso a hacer el proyecto de la feria científica juntos, así que, bueno, era el momento de crear una amistad.

Todo iba bien, hasta que, estando en el comedor de la escuela, pasó una tragedia, al menos para Leo… Todos estaban disfrutando del puré de calabaza que les encantaba hacer a los cocineros de ese centro educativo y, en ese instante, empezó el niño revoltoso a aullar y a armar un desastre total. Todos empezaron a gritar, a tirar una especie de origamis en forma de arañas que les gustaba hacer allí, y a correr algunos; la niña llorona a gritar por sus muñecas y, bueno, todos colaboraban con el desorden; la misma Coraline empezó a morder con fuerza su cuaderno y a dejar marcas extrañas de sus colmillos y Miguel, por supuesto,… se escondió. Pero nada de eso se salía de lo normal de esa escuela; lo extraño ya se los voy a contar, presten atención, porque a mí se me paró el pelo. Pero que mejor lo cuente la misma Susi:

Estábamos los demás observando semejante aquelarre estudiantil, cuando, de pronto, veo que Leopoldo estaba a la par mía con un ataque de risa y se reía y se reía tanto que, sin darse cuenta de que yo lo estaba viendo,… se le cayó la nariz en el plato. Yo nada más volví a ver hacia otro lado y traté de que no se percatara de que lo había visto porque pobre, eso no le pasa a uno todos los días. Él tomó un pañuelito y se la volvió a colocar como si nada hubiera pasado, pero, en mi mente, solo había una frase: “Otra vez me quedé sin mejor amigo.”

Susana iba a llegar a la casa a tachar el nombre de Leopoldo, pero, camino a su cuarto, vio un espejo y se observó a ella misma y pensó que mejor no, que cada uno de ellos era distinto, diferente y especial. Y que iba a ser amiga de todos, y a aceptar sus peculiaridades.

Así que tiró la lista de mejor amigo al basurero y, en su lugar, hizo una agenda de cuándo jugar escondido con Migue, cuándo iba a hacer piyamada con Cora y marcó el día en que iba a disfrutar de la ciencia con Leo.

De esta forma, todos la querían también mucho a ella, hasta la niña más extraña de la clase… esa que siempre andaba con un cuadernillo debajo del brazo en el que escribía y escribía… historias que nadie leía, pero que, en una ocasión, se descubrió que lo que llevaba tiempo escribiendo era un cuento, un cuento con un título un tanto extraño, sobre una niña un tanto rara, quizás a ustedes les suene conocido, se llamaba: “En busca de un mejor amigo…menos monstruoso.”

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

A lo largo de dos décadas, hemos realizado cientos de actividades literarias para el fomento de la lectura y la promoción cultural para todo público. Hemos puesto énfasis en la población joven con festivales de literatura fántástica, como la dedicadas a J.R.R. Tolkien, a Julio Verne, al Mundo de Narnia y también a la saga de Harry Potter. También, organizamos fiestas de disfraces de personajes literarios y festivales de ciencia ficción junto a clubes temáticos como Star Wars. Además, siempre estamos presentes en festivales anime y manga del país.

Nos encanta reunirnos con las personas del club para intercambiar libros en nuestras Ferias de trueque de libros. Asimismo, organizamos conversatorios literarios, presentaciones de libros y otras actividades para el fomento de la lectura. Estamos siempre presenten en eventos culturales como Transitarte, y nunca nos perdemos la Feria Internacional del Libro.

En estos últimos años, hemos realizado Festivales de Escritores Nacionales en escuelas, colegios y universidades, donde asistimos con nuestros escritores a contar cuentos y conversar con los lectores. También realizamos Ferias del libro en empresas, instituciones y centros comerciales, todo con el fin de acercar los libros a los lectores. Además, realizamos giras escolares, para llevar nuestros libros a zonas alejadas de San José.

Juegos y actividades de fomento lector:

Utilización de comics
Construir un relato (en no más de 3 o 4 dibujos) que el niño debe poner en orden y relatar de forma escrita.

Palabras sueltas
Se colocan varias palabras cortadas en tiras dentro de una bolsa y se extraen 3 palabras sin mirar dentro de la bolsa. Luego el niño deberá contar con esas 3 palabras una historia que tenga desarrollo, nudo y desenlace (como toda historia).

Dados creativos
En este caso se debe disponer de 6 enunciados muy diferentes. Cada uno de estos enunciados tendrá un número asignado del 1 al 6.
El niño deberá lanzar el dado y tras observar el número que ha salido, tendrá que continuar la historia que lleve el mismo número que obtuvo al lanzar el dado.

Objetos que cuentan cuentos
Otra de las propuestas consiste en llevar un objeto a clase por cada uno de los niños. El docente no debe indicarles a los niños el objetivo de la actividad. Solo debe indicar que “lleven un objeto que ellos escojan de su hogar”.
A continuación los niños deberán contar una historia en el que aparezca el objeto que ellos han llevado a clase.

Superhéroe personalizado
En este caso proponemos utilizar las cualidades de los superhéroes pero trasladarlas a los niños. Así, por ejemplo un niño puede tener la cualidad de volar (como Superman) o la fortaleza del hombre de piedra, etc. Pero solo pueden escoger un solo personaje o una sola cualidad de ese personaje y escribir una historia.

0